Menú

Barakaldo abre las primeras rampas de Eguzkiagirre

Barakaldo abre las primeras rampas de Eguzkiagirre

Barakaldo- Desde ayer, la calle Eguzkiagirre de Barakaldo es más accesible. Y es que ya han entrado en funcionamiento las dos rampas mecánicas que facilitan el tránsito en el tramo comprendido entre la intersección de esta calle con Economía y el cruce de Eguzkiagirre con Gernikako Arbola. De esta manera, logra solucionarse parcialmente las dificultades que entrañaba la escarpada orografía de este vial que sirve para unir los barrios de Arteagabeitia-Zuazo y San Vicente. “Este es el tramo más demandado por los y las baracaldesas, por ese motivo decidimos empezar por aquí”, indicó Amaia del Campo, alcaldesa de Barakaldo.

Para poder hacer realidad la primera parte de este complejo proyecto ha sido necesaria la inversión de un millón de euros. “Esta es una demanda histórica de nuestros vecinos y vecinas y por eso hoy es un día importante, ya que la primera fase de esta obra, que supera los 2,6 millones de euros, ya está finalizada y lista para mejorar el camino de los y las baracaldesas de esta zona”, indicó Amaia del Campo, alcaldesa de Barakaldo. En concreto, los trabajos que se han ejecutado en los próximos meses han cristalizado en la creación de dos rampas mecánicas de 53 metros cada una y que tienen una pendiente media del 8,3%. El porcentaje de inclinación da una idea de la complejidad en aspectos técnicos que ha entrañado esta primera parte de las obras.

Segunda faseSi la primera fase de estos trabajos de mejora de la accesibilidad de una de las calles más largas de la localidad ha sido compleja, no lo será menos la segunda parte de estos trabajos. En concreto en la fase final de este proyecto se crearán tres rampas mecánicas de 33,65 y 26 metros cada una que servirán para salvar una pendiente media del 7% en el tramo de la calle Eguzkiagirre comprendido entre los cruces con Economía y Arteagabeitia. La inversión necesaria para hacer realidad este proyecto que se desarrollará a lo largo del próximo año, será de 1,7 millones de euros. “Ya estamos trabajando para contratar estos trabajos, que van a permitir dar una solución global a la accesibilidad de esta calle, creando un acceso natural, fácil, cómodo y sencillo entre estos dos barrios”, señaló Del Campo. Cuando se ejecute esa segunda fase de los trabajos, se logrará una mejora de la accesibilidad plena en esta escarpada calle.

Tomado de www.deia.eus

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *