Menú

De Anteiglesia a pueblo industrial

De Anteiglesia a pueblo industrial

zubileta-11.- DE LA ANTEIGLESIA A PUEBLO INDUSTRIAL

1.1.  Los primeros pasos

Los orí­genes del desarrollo urbano de Barakaldo, entendiendo el proceso de urbanización en sentido estricto, se remontan no más allá de las dos últimas décadas del ochocientos cuando el fenómeno industrial, y parejo a él, el enorme crecimiento demográfico experimentado por nuestro municipio modificaron profundamente un hábitat agrí­cola y rural, conformado hasta entonces por barrios y caserí­os dispersos.

El primer entramado urbano de Barakaldo, sus primeras “calles”, surgen como consecuencia del proceso de industrialización y como respuesta a la necesidad de dotar de una infraestructura “adecuada” a la gran masa de inmigrantes que se asientan en el municipio en busca de un puesto de trabajo. Se construirán las viviendas para obreros, con una tipologí­a edificatoria que poco o nada tendrá que ver con la vivienda tradicional, pero también los mercados, las alhóndigas, las escuelas, y cómo no, nuevos templos parroquiales para cubrir, cuando no fomentar, la demanda de una feligresí­a en creciente aumento. Todo ello se complementará con la dotación de los, siempre escasos, lugares de esparcimiento público, plazas, jardincillos, … con la red de alcantarillados, la canalización de aguas potables, etc., etc. Sin olvidamos del tremendo impacto que supuso la instalación de los diferentes tendidos ferroviarios atravesando la jurisdicción municipal. “La mina, la fábrica, y las ví­as férreas, he ahí­ los tres elementos generadores de la ciudad moderna”, escribe Lewis Mumford.

1.2.  Los orí­genes de un crecimiento urbano anárquico y desordenado

En 1857, tres después de fundada la empresa NI Sra del Carmen, contaba la anteiglesia con 2.569 habitantes repartidos en siete barriadas: Beurco, Burceña, lrauregui, Landaburu, Regato, Retuerto, y, finalmente, San Vicente, donde radicaba la capitalidad del municipio, con la iglesia Parroquial de su mismo nombre, y la Casa Consistorial en el punto de Rageta. Estos núcleos se cornpletaban con pequeñas organizaciones de caserí­os como Alday, Tellitu, Santa Agueda, Castaños, Zamundi, Susunaga, Amézaga, Cariga, Gorostiza, Larrazabal, Llano y Ugarte, unidos entre sí­ por caminos vecinales. El Desierto, que pronto se convertirí­a en uno de los barrios más populosos, no era entonces sino una zona de arenales, juncales y marismas, y algunos terrenos agrí­colas atravesados por el camino de Bilbao a Portugalete.

Constituí­a éste la principal arteria de comunicación -por ví­a terrestre- de nuestro municipio. Seguí­a el trazado del antiguo Camino Real, muy similar al que ocupa actualmente la carretera de Bilbao a Santander, atravesando la jurisdicción municipal desde Zubileta, en el Cadagua, hasta el barrio de Ugarte. En el punto de Cruces, de ahí­ el nombre que recibe este barrio, partí­an dos ramificaciones del mencionado camino conducentes hasta el puente de Burceña, y hasta la Iglesia Parroquial de San Vicente, respectivamente. Esta última se prolongaba hasta los barcos de pasaje de Beurco y Rotabarrí­a, que poní­an en contacto ambas orillas del Galindo entre Barakaldo y Sestao. La red de comunicaciones se completaba con otros dos caminos carretiles: uno desde San Vicente hasta el Regato, cruzando la barriada de Retuerto, y otro desde El Desierto a San Vicente que, partiendo de la dársena de Portu y bordeando en su primer tramo la fábrica del Carmen, llegaba hasta la propia iglesia parroquial atravesando Arrandi y Landaburu

Entre 1877, finalizada ya la segunda Guerra Carlista, y 1885 se crea la mayor parte de la infraestructura que habrí­a de posibilitar el despegue industrial de la Rí­a. La fábrica del Carmen se transforma en Altos Hornos de Bilbao, y se fundan dos grandes empresas siderúrgicas en el vecino Sestao: “La Vizcaya” y San Francisco de Mudela”. En este mismo perí­odo se asientan cerca de 3.500 inmigrantes en el municipio de Barakaldo, duplicándose en una década la población de la pequeña anteiglesia que pasarí­a de 4.360 habitantes en 1877 a 9.249 diez años después.

Es ahora cuando comienza a construirse traspasando los arenales. Surgen las primeras edificaciones que marcarán el destino urbaní­stico de la población, condenada ya desde entonces a una trama urbana anárquica que seguirá los destinos que le marquen, por un lado, los caminos carretiles existentes en el núcleo rural, sobre todo el de Bilbao a Portugalete, y por otro, la aleatoriedad de los propietarios que construyan viviendas en sus propias tierras (es el caso de Loizaga) o la iniciativa conjunta de algunos personajes como los hermanos Ybarra y Cosme de Zubiria, socios de A.H.V., que arriendan o enajenan sus terrenos con la condición expresa de que se erijan en ellos viviendas para obreros. De este modo las únicas lí­neas rectas que aparecerán sobre el territorio serán las definidas por los trazados ferroviarios.

En pocos años se irá creando un apretado conjunto a lo largo de la Rí­a en el que se entremezclarán las fábricas y las viviendas, el espacio industrial con el espacio residencial, caracterí­stica que se ha mantenido hasta nuestros dí­as. Algunas cifras nos mostrarán con elocuencia la magnitud de este desarrollo urbano, poblacional y edificatorio : en 1787 se contabilizaban 220 casas para un total de 1994 habitantes. El empadronamiento de 1884 arrojaba ya la cifra de 670 casas y 5452 habitantes. Con todo, el crecimiento más espectacular lo protagonizarí­a la barriada del Desierto que en menos de treinta años (1855-1884) se pasarí­a de 4 edificaciones , situadas en La Punta, a un total de 140. De ellas, más de 70 eran de nueva planta. El resto pertenecí­an a un sector del tradicional barrio de Beurco, ya para estas fechas englobado en el del Desierto.

A través del Noticiero Bilbaino hemos podido constatar cómo el descontento, en este caso dentro ya del municipio de Barakaldo, era capitalizado fundamentalmente por los vecinos del barrio del Desierto, como vimos, de reciente creación, el más populoso e industrial, y sin duda, el más carente también de una infraestructura que garantizase a sus moradores unas condiciones dignas de habitabilidad. El barrio, que empezó configurándose como un conjunto de viviendas obreras en torno a la fábrica de Nuestra Señora del Carmen, contaba ya en 1889 con 2.000 habitantes, de los cerca de 8.000 domiciliados en Barakaldo. Para entonces, muchas de aquellas primitivas edificaciones se habí­an derruido para ampliar ]as instalaciones de fábrica de la Sociedad Altos Hornos. En breve se derruirí­a igualmente la capilla del Carmen, el único santuario del que disponí­an los feligreses de la barriada. Como veremos, el arquitecto Casto de Zavala diseñó un nuevo templo advocado a San José que habrí­a de situarse en el solar que hoy ocupa la alhóndiga municipal. No pasó de ser sino un ambicioso proyecto que nunca llegó a materializarse.,

Con todo, y previas al plano de población que formulara el mencionado arquitecto, algunas reformas se llevaron a cabo a lo largo de estos años: la apertura de una nueva calle desde los “chalets” al punto de Rageta en San Vicente, “una obra de gran necesidad para este barrio que no tiene más que caminos angostos y en bastante mal estado para comunicarse con la Parroquia, la casa Consistorial y el juzgado Municipal”; la construcción de una acera desde la calle del Carmen hasta las proximidades del paso a nivel del ferrocarril de Portugalete (con un coste aproximado de 1.500 pesetas), acera que se prolongarí­a, a expensas del erario público, y por iniciativa de los propietarios de la casa de “los tres hermanos”, a lo largo de toda su finca… etc. En 1887 se inició también la instalación de una red de alcantarillado para la vega, con un primer tramo frente a las casas de Arana y Dos Hoteles, costeada por Arana Lupardo, la Sociedad Altos Hornos y el Ayuntamiento. Las transformaciones que se experimentaron en los otros barrios de la anteiglesia nos resultan, por el vací­o documental, prácticamente desconocidas. Sabemos que en estas mismas fechas se abrió un camino desde el Retuerto hasta Luchana, cruzando Bituricha, reparándose al mismo tiempo el antiguo sendero que comunicaba Retuerto con San Vicente.

1.3.  Primera Reqlamentacion del Ordenamiento urbano

En 1889 se inicia una nueva etapa en la historia del urbanismo de Barakaldo, es ahora cuando se concibe y se reglamenta el planeamiento urbano del municipio. Se aprueba en esta fecha el primer proyecto de Ordenanzas de construcción (viviendas en bloque de manzana cerrada, de planta baja y cuatro pisos, y altura máxima de 18 metros), y un año después Casto de Zavala elabora el primer plano urbano de la anteiglesia (mural sobre madera), que recogí­a únicamente el barrio del Desierto y otro pequeño núcleo en Landaburu, en el cruce del camino de Luchana y Retuerto excluyendo así­ a San Vicente, Retuerto, Luchana, El Regato, Burceña e lrauregui:

El plan deja fuera de ordenación muchos de los todaví­a poco numerosos edificios existentes, y así­ sucede con las casas de U rí­a, con la desaparecida casa frente a la estación o con la casa de Achaval en San Juan número 13, pero la sola superposición de un plano moderno sobre el de 1890 da una rápida idea de cuán poco de todo aquello se cumplió.

En las dos primeras décadas de nuestro siglo se efectuaron sendas reformas del plano de Zabala, documentos gráficos que lamentablemente van desaparecido de los fondos del Archivo Municipal de Barakaldo.

‘El segundo plano que mencionábamos (1917-1919) fue obra del arquitecto municipal Ismael de Gorostiza. Este partí­a también con el hándí­cap de las numerosas calles y casas ejecutadas desde 1907 -algunas alterando las lí­neas perfiladas por Zunzunegui- que dificultaban sobremanera un trazado lógico y armonioso. El plano de Gorostiza plasmaba el espectacular crecimiento experimentado por el municipio desde finales del XIX. A diferencia de los dos anteriores que comprendí­an 1 kilómetro cuadrado aproximadamente, éste abarcaba todo el término jurisdiccional de Barakaldo, con un total de 6.400.000 m.’. En él se señalaban : los edificios municipales; la distribución de aguas, procedentes de Yedal y Burzaco, de Azordoyaga, del Pantano y de Eguliz; las 63 fuentes de agua potable puestas en servicio, y las del Pantano desconocemos su número exacto- que no precisaban potabilidad por surtir a lavaderos y mataderos; los tres depósitos de agua: uno en la cumbre del Róntegui, otro en la ladera NO del mismo monte, y el tercero en San Vicente; la red de tuberias, en total 21.716 metros y el trazado de las cinco lí­neas férreas que cruzaban la jurisdicción.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recursos multimedia

Actualizado el 2 de marzo de 2018

  1. El paseo de los Fueros, por Borja Gómez
  2. El paseo de los Fueros, por Haizea Ruiz
  3. El paseo de los Fueros, por Iñaki Ruiz
  4. El paseo de los Fueros, por Markel Amo
  5. El paseo de los Fueros, por Oihane López
  6. El paseo de los Fueros, por Olaitz Rico

Comentarios recientes

junio 2018
L M X J V S D
« May    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivos

Categorías

RSS Noticias de Barakaldo

  • El Ayuntamiento (PNV) llama a protestar contra la decisión de los jueces sobre La Manada 21/06/2018
    El equipo de Gobierno (PNV) del Ayuntamiento de Barakaldo ha llamado, por medio de las redes sociales municipales, a secundar las protestas contra la decisión de la justicia de conceder la libertad provisional, tras dos años de prisión preventiva, a los cinco integrantes del grupo autodenominado La Manada condenado a nueve años de cárcel por […]
    Barakaldo Digital
  • El movimiento feminista llama a concentrarse tras la libertad provisional de La Manada 21/06/2018
    • Este viernes 22 de junio a las 19.30 horas • La ley fija en dos años el plazo máximo de prisión preventiva sin sentencia firme • El movimiento feminista de Barakaldo ha convocado una concentración frente al palacio de justicia tras conocerse la decisión de la Audiencia Provicial de Navarra de dejar en libertad provisional a […]
    Barakaldo Digital
  • Un barakaldés lleva a juicio a Lanbide porque le retiene mensualmente 200 euros de su prestación 21/06/2018
    Un vecino de Barakaldo, trabajador en precario, ha llevado a juicio a Lanbide porque el servicio vasco de empleo le retiene desde más de un año todos los meses 200 euros de su prestación social, con la que complementa su bajo salario. La denuncia ha sido admitida a trámite y este martes 26 de junio […]
    Barakaldo Digital
  • Trabajadores de la Fundación Miranda reciben a los miembros del patronato al grito de "dimisión" 21/06/2018
    Trabajadores de la Fundación Miranda se han concentrado este 21 de junio a las puertas de la residencia de ancianos antes de la reunión del patronato que dirige la institución, para pedir su dimisión. Al grito de “Patronato dimisión” y “Con esta gerencia matáis la residencia”, los empleados han recibido a los miembros del equipo […]
    Barakaldo Digital
  • El Ayuntamiento renueva el abastecimiento y saneamiento en Magallanes y La Calzada 21/06/2018
    El Ayuntamiento de Barakaldo ha invertido 145.169 euros en renovar las redes de saneamiento y abastecimientos en las calles Magallanes y La Calzada del barrio de Cruces. Los trabajos han incluido la renovación de una tubería de 380 metros de longitud y la urbanización de la zona afectada por las obras. | sigue leyendo
    Barakaldo Digital
  • Las ferias españolas celebran en BEC! una jornada de formación sobre la digitalización ferial 21/06/2018
    La Asociación de Ferias Españolas (AFE) ha celebrado este miércoles 20 de junio en la feria de muestras BEC! una jornada de formación sobre la digitalización ferial. Una treintena de representantes de recintos feriales españoles y otras empresas asociadas han participado en la sesión que ha abordado cuestiones relacionadas con la digitalización como la movilidad, […]
    Barakaldo Digital