Menú

MUJERES y MEMORIA DE LA REPRESIÓN FRANQUISTA EN LA MARGEN IZQUIERDA (III)

MUJERES y MEMORIA DE LA REPRESIÓN FRANQUISTA EN LA MARGEN IZQUIERDA (III)
  1. asdFUSILAMIENTOS Y PRISIÓN

La represión polí­tica llevada a cabo por el ejército franquista incluyó detenciones, encarcelamientos y fusilamientos entre la población vencida, además de la huí­da hacia el exilio de miles de hombres y mujeres vascas ante el avance de las tropas rebeldes. En términos numéricos se fusiló a muchos más hombres que a mujeres. Las mujeres sufrieron esta forma de represión por ser identificadas como socialistas, comunistas o nacionalistas o por ser familiares de varones señalados como enemigos por el régimen franquista. En muchos casos no tení­an una implicación polí­tica especial ni filiación o formación polí­tica, sino que habí­an destacado por sus opiniones o por la forma de expresarlas en momentos de exaltación. En Sestao, por ejemplo, fusilaron a dos mujeres porque – como dice Juan Villanueva – «gritaban»:

«En Urbinaga mataron a dos mujeres. Una me parece que se llamaba Anita. Y la otra Berta. (…) Cuando la guerra, mataron a un cura de la Campa porque se marchó con algún batallón de nacionalistas y le habí­an cogido. Y cuando se oí­an estas cosas en el barrio pues esas gritaban, «¡habí­a que colgarlos a todos!»… Por sus gritos y sus cosas. Fusilaron a esas dos. Dos pobres mujeres (…). Era gente de pueblo. Muy del pueblo además, y quizás hasta con pocas luces, no muy destacadas. Pero como de la Arboleda habí­a salido la Pasionaria, Dolores Ibarruri, pues hicieron ver que éstas eran como la Pasionaria, pero en Urbinaga.»       Juan Villanueva (Sestao, 1928)

Sólo en Bilbao fueron fusiladas quince mujeres, y algunas más en pueblos de alrededor como Sestao (3), Barakaldo (1), Santurtzi (1) o Basauri (1)[1]. Muchas otras fueron encarceladas y tras juicios sin ninguna garantí­a les fue impuesta la pena de muerte. Años más tarde, en el contexto de una polí­tica dirigida a rebajar la saturación en las cárceles franquistas y los problemas sanitarios que eso conllevaba, muchas fueron indultadas. Aún así­ la pena de muerte que pesó sobre ellas actuó como una terrible forma de tortura psicológica.

Puesto que las prisiones existentes no podí­an dar cabida a los miles de mujeres presas se habilitaron con este fin colegios, seminarios, conventos o casas particulares. En Bizkaia existieron al menos cuatro prisiones. Una es la conocida como «chalet de Orue», en el actual barrio de Santutxu. Era la residencia de una familia nacionalista que huyó con la entrada de las tropas franquistas y en su interior se hacinaron entre 600 y 700 reclusas en los primeros años del franquismo.

La prisión de Saturraran habí­a sido un seminario y se encontraba en el lí­mite entre Bizkaia y Gipuzkoa. Abierta entre 1937 y 1944 se internó en ella entre 1.500 y 2.000 presas. En Amorebieta, entre 1939 y 1947 se habilitó el Convento de las Carmelitas, actual colegio El Carmelo que, como Saturraran, era atendido por monjas. Durante el año 1940 el Convento de las hermanas de la Caridad y de la Instrucción Cristiana de Nevers, en Durango fue expropiado por el régimen franquista para usarlo como prisión. Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl asumieron la vigilancia de las mujeres presas.

Muchas mujeres fueron encarceladas junto con sus hijos de corta edad o dieron a luz en la propia prisión. A sus propias penalidades se añadí­an las de los menores, aunque la responsabilidad por su crianza se convertí­a en un aliciente para resistir. Por otro lado, el Estado podí­a arrebatarles a sus hijos e hijas a partir de los tres años si lo consideraba conveniente, de manera que las madres viví­an bajo presión y angustia permanentes.

Las penosas condiciones de hacinamiento, falta de higiene y subalimentación, y las enfermedades y epidemias consecuentes en las cárceles franquistas han sido descritas por numerosas supervivientes. A esto se añade un ambiente de incomunicación opresivo, tanto durante las visitas como en el dí­a a dí­a, las torturas psicológicas y los castigos fí­sicos (que incluyen abusos sexuales). Todo esto supuso el aumento de la mortalidad entre las internas y sus hijos e hijas: en Saturraran fallecieron 116 mujeres y 55 niños y niñas, y en Amorebieta se ha constatado el registro de 39 mujeres fallecidas y un bebé.

A medida que las zonas ocupadas por el ejército golpista se ampliaban y cambiaban las lí­neas de los frentes, se habilitaban nuevas prisiones y se desplazaba a las prisioneras. Asimismo, la polí­tica de aislamiento social de la población considerada como enemiga se concretaba en quitar el sustento económico y laboral y en la dispersión carcelaria: a cientos de kilómetros de distancia las redes de apoyo solidarias e intrafamiliares actúan con mucha dificultad. Por este motivo las mujeres presas en Bizkaia, como en cualquier otra provincia, procedí­an de casi todas las regiones de España. Por ejemplo, de las 39 mujeres fallecidas en la prisión de Amorebieta entre 1938 y 1946, habí­a nueve de Toledo, cinco de Madrid, cuatro de Badajoz, tres de Ciudad Real, de Guadalajara y de Málaga, dos de Castellón y de Gerona, y una de Jaén, León, Orense, Oviedo, Santander, Sevilla y Bizkaia[2].

Los argumentos de detención y condena esgrimidos por las instituciones franquistas no sugieren tanto motivos penales como excusas para lograr detenciones masivas que buscaban someter, si no aniquilar, a la población favorable a los cambios sociales que se intentaron durante la Segunda República. Muchas mujeres fueron presas por su militancia en partidos de izquierda, por haber participado en actos polí­ticos o bien por estar presentes en proyectos de mejoras sociales. Acudir a una concentración socialista en los Fueros (Barakaldo) con un brazalete rojo y gritar a favor de la República es la acusación a la que se enfrentó la tí­a de Palmira Merino y por la que pasó dos años en Saturraran. Aunque la madre de Encarnación no militaba formalmente en ningún partido, la familia era identificada como socialista por los vecinos y ese fue su argumento para ser denunciada ante las nuevas autoridades.

En muchas ocasiones el régimen franquista justificó el encarcelamiento por las ideas polí­ticas de los varones de la familia. A menudo se detení­a a las mujeres cuando no se podí­a localizar a éstos o cuando no se encontraba a la persona denunciada. También como medida de presión psicológica hacia la parte de la familia que habí­a escapado:

«Como no estaba (mi tí­a) se llevaron a mi abuela que era su hermana (…). ¡Y estuvo dos años en la cárcel! Después cogieron a mi tí­a, que tení­a un bebé, y se la llevaron con bebé y todo, pero ¡no soltaron a mi abuela!…»     Palmira Merino (Sestao, 1944)

Los juicios, si se celebraban, no tení­an garantí­as. Teresa, nacida en Lemona en 1914, afirma que el testimonio de la denuncia prevalecí­a sobre la declaración de la detenida y era lo único considerado en el juicio.

Las mujeres encarceladas eran sometidas a la reeducación polí­tica a través de la religión. De forma obligada se participaba en misas, procesiones, confesiones y diversos actos religiosos que tení­an un marcado carácter polí­tico.

Las mujeres vivieron la experiencia de la cárcel en carne propia y también a través del encarcelamiento de otros familiares, ya que solí­an ser las encargadas de visitarles y de prestarles apoyo material. Viajaban a los destinos donde los familiares eran trasladados, tanto a prisiones como a Batallones de Trabajadores, buscaron avales de personas afines al régimen para lograr la puesta en libertad de sus familiares y, si el familiar preso morí­a, reclamaban el cuerpo para enterrarlo con dignidad.

[1]              Datos obtenidos del listado oficial de ví­ctimas y desaparecidos de la Guerra Civil del Gobierno Vasco. http://www.jusap.ejgv.euskadi.net/r47contmh2/es/contenidos/informacion/listado_personas_desaparecidas/es_memoria/j_listado_personas_desaparecidas.html

[2]              Datos tomados de la web Ahaztuak: http://ahaztuak1936-1977.blogspot.com.es/2007/03/relacion-de-mujeres-fallecidas-en-la.html

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recursos multimedia

Actualizado el 31 de diciembre de 2021

  1. Iglesia de San Vicente de Barakaldo, por Naroa Alonso
  2. Iglesia de San Vicente de Barakaldo, por Alba Doctor
  3. Iglesia de San Vicente de Barakaldo, por Paula González
  4. Iglesia de San Vicente de Barakaldo, por Arrate Meso
  5. Iglesia de San Vicente de Barakaldo, por Javier Sanz

Comentarios recientes

enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos

Categorías

RSS Noticias de Barakaldo

  • Ha llegado el día...hoy a partir de las 13:00 estaremos en el parque de Sanbi… 23/01/2022
    Comunicado del club Gorostiza Herri Kirol Kluba. Ha llegado el día...hoy a partir de las 13:00 estaremos en el parque de Sanbi con la exhibición de diferentes modalidades de herri kirolak a cargo de los txikis de nuestra herri kirol eskola, con los mayores podréis disfrutar de un desafío por equipos en 7 modalidades de […]
    Barakaldo Digital
  • Asier Kidam magoa Barakaldoko gurasolagunekin 23/01/2022
    Oharra. Gurasolagunek ekintza aparta izango dute urteari ekiteko Korrika kulturalaren baitan, Asier Kidam magoak ikuskizun aparta aurkeztuko baitu familian gozatzeko. Izena emateko azken eguna urtarrilaren 27a da. Guraso bakarrak etorri behar du seme-alabekin. Plaza kopurua mugatua da.Ondo izan eta mila esker!-- Barakaldoko Berbalagunbarakaldo_berba@aek.euswww.praktikatu.eus/blog/barakaldo //pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
    Barakaldo Digital
  • La zona de matorrales en el área industrial entre Burtzeña y Lutxana sufre su enésimo incendio 22/01/2022
    Comunicado del Ayuntamiento. El incendio ha tenido lugar hacia las 20.00 horas en los terrenos del futuro parque empresarial de Burtzeña, cerca de la estación de Renfe de Lutxana, y ha sido extinguido por los bomberos. Ha acudido también la policía local. Se han quemado hojarasca, matorrales, basura y similares, según informa el área de […]
    Barakaldo Digital
  • El juez envía a prisión a un varón reincidente por agredir a su exmujer y quebrantar una orden de alejamiento 22/01/2022
    Comunicado del PSE en el Gobierno del Ayuntamiento. La Policía Local de Barakaldo ha detenido hoy a un hombre por agredir a su ex pareja, sobre la que tiene una orden de alejamiento. El varón ha sido posteriormente enviado a prisión por el juez, según ha confirmado el concejal de Seguridad Ciudadana y Protección Civil, […]
    Barakaldo Digital
  • La Diputación compra a una empresa un monte en El Regato tras prohibirle la plantación de eucalipto 21/01/2022
    Barakaldo, 21 ENE 2022. La empresa LO Heredia SL, con sede en Madrid, no ha podido hacer negocio talando medio millón de metros cuadrados (48,9 hectáreas) de pino radiata y marítimo para plantar eucalipto en el monte Malacuesta y Durialday, en la zona de El Regato, en Barakaldo, pero la misma Diputación que le ha […]
    Barakaldo Digital
  • Fútbol / Bittor Isuskiza, nuevo jugador del Barakaldo CF 21/01/2022
    Comunicado del Barakaldo CF. El Barakaldo CF desea comunicar el fichaje de Bittor Isuskiza, el jugador ocupa la demarcación de mediocentro ofensivo y firma por esta temporada. Ongi etorri berriro zure etxera Bittor!!! Trayectoria Bittor formó parte de la cantera del Barakaldo CF donde se desarrolló como jugador en la categoria de Juveniles en el año 2016/2017. Salió […]
    Barakaldo Digital