Menú

Una rotonda dará fluidez al tráfico hacia Retuerto

Para cuando el otoño consuma sus primeros días, Retuerto contará con unos accesos con tráfico más fluido gracias a la creación de una rotonda en la Avenida Euskadi, a la altura de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús en dirección al centro neurálgico de este barrio barakaldarra. Los trabajos cuentan con un presupuesto de 344.000 euros y el plazo de ejecución de los mismos es de tres meses, así que, si los plazos se cumplen, Barakaldo dará la bienvenida al mes de octubre con esta glorieta ya funcionando a pleno rendimiento.

Con la ejecución de estos trabajos, el Consistorio fabril busca que este punto de la N-634 sea un lugar más seguro al tráfico, ya que este punto ha sido escenario en el pasado de varios accidentes. Con el inicio de estas obras, el Ayuntamiento de Barakaldo da respuesta a las demandas de los vecinos de Retuerto, quienes habían solicitado la mejora de la seguridad vial en estos accesos desde la zona del BEC hacia este barrio. El momento de la entrada de las máquinas a esta zona de Barakaldo para empezar a materializar los trabajos, instante que tuvo lugar en la jornada de ayer, es tan solo un paso más de un proyecto importante para la localidad fabril y para el que se hicieron varios estudios previos de cara a que la confección de la glorieta fuese lo más adecuada posible al tráfico de esta zona.

De esta manera, se ha diseñado una rotonda que sustituirá al cruce que, hasta la fecha, servía para regular el tráfico de este punto. Así, el diseño de glorieta surgido del estudio previo tiene un radio interior de 3,30 metros, mientras que el radio exterior es de 16,20 metros. Todo ello, hace que la rotonda vaya a tener una anchura total de casi 13 metros. En este espacio se dispondrán dos carriles y en la zona central de la rotonda se creará una zona ajardinada que dará mayor visibilidad a la glorieta y le dotará de un mejor aspecto estético. Además, esta zona verde que se creará contará con un sistema automático de riego que permitirá su mejor conservación.

La creación de esta nueva rotonda, como es lógico, conllevará la modificación de la señalización de este punto de la red viaria barakaldarra. Sin embargo, además de las modificaciones lógicas derivadas de la transición del cruce a la rotonda que lucirá desde octubre, también se colocarán sendas bandas de pintura a la entrada de la glorieta tanto en dirección hacia Max Center como en sentido hacia Gurutzeta. Con estas zonas pintadas se pretende reducir la velocidad con la que los vehículos accedan a la intersección y, de esta manera, tratar de reducir lo máximo posible las posibilidades de que haya accidentes en este punto.

Tomado de www.deia.eus