Menú

El Mayorazgo de Aldanondo

El Mayorazgo de Aldanondo

00061571Mayorazgo de ALDANONDO

EN ALONSOTEGI.

1. Propiedades del mayorazgo:

La casa y torre de Aldanondo, en San Bartolomé de Alonsótegi, con sus huertas, fraguas y carboneras.

Las ferrerí­as mayor y menor de Aldanondo. Los molinos, pegantes a las ferrerí­as.

Tres casas frente a la torre y al lado de dichas ferrerí­as, sobre el Camino Real:

La casa de Azordoyega, en Alonsótegi.

La casa de Aldana, en Alonsótegi.

La casa de Loibay, en Alonsótegi.

La caserí­a de Ulaurqui, en dicho lugar de Ulaurqui, en Barakaldo.

La caserí­a de Yraúregui.

La caserí­a de Olabeaga, en Abando.

La casa torre y solar de Rivas y sus molinos y montes, en Orozco.

La caserí­a de Anuncibay Beascoechea, en Orozco.

2. Propietarios:

Los primeros dueños del mayorazgo de Aldanondo de quienes tenemos noticia fueron el matrimonio compuesto por Pedro de Aresmendi y Marí­a Urtiz de Zurbaran y Aldanondo, de quienes queda referencia documental en el último cuarto del siglo XVI. Por los apellidos de uno y otro debemos suponer que el solar les llegó por herencia materna de dicha Marí­a Urtí­z.

Hija de este matrimonio fue Mencia Urtiz de Aresmendi y Zurbaran, que sucedió en el señorí­o y mayorazgo y que casó con Martí­n Pérez de Aguirre-Rivas, a quien por su apellido suponemos descendiente de ésta casa vizcaí­na. Hacia el año 1600 encontramos ya a este matrimonio llamándose dueño del solar de Aldanondo, de la mitad de su herrerí­a y de la caserí­a de Allendera de Pucheta.

Sucedió en el mayorazgo Antonia de Aguirre-Rivas, hija de los anteriores, que casó con Juan de Zubiaur. De este matrimonio nacieron Severina íngela y Valeria Rafaela de Zubiaur. La primera casó en Bilbao con Damián de Echabarri y la segunda casó con Pedro de Sarricolea y Zamudio.

El mayorazgo quedó para Severina Angela quien falleció sin hijos y privada de entendimiento a consecuencia de una caí­da por lo que, en el año 1651, Pedro de Sarricolea como marido de Valeria Rafaela de Zubiaur Aguirre-Rivas, toma posesión de las propiedades que fueron de su cuñada.

En el Archivo Eclesiástico de Bizkaia se conserva el pleito, prácticamente ilegible por tener la tinta traspasada, que siguieron los dueños de la casa de Aldanondo contra el pueblo de Alonsótegi. Los Aldanondo se decí­an bienhechores de San Bartolomé de Alonsótegi, iglesia que ayudaron a reedificar, y de la ermita de San Martí­n de Aldana, que estaba construida sobre tierras que fueron del solar de los Aldanondo. En el documento se cita a la casa y solar de Aldanondo como la única de pariente mayor existente en Alonsótegi.

A Pedro de Sarricolea, fallecido hacia 1680, y a su esposa Valeria Rafaela de Zubiaur les sucedió su hijo Pedro Francisco de Sarricolea. Con este último perdemos toda noticia sobre el solar de Aldanondo hasta llegar al año 1749 en que encontramos como dueño de las ferrerí­as de Aldanondo e Yraúregui a Ventura de Otañes, Marqués de Paredes.

A este le fueron sucediendo los siguientes marqueses de Paredes: Antonio Zacarí­as de Otañes y Martí­nez del Valle, vecino de Otañes y señor del mayorazgo y solar de Otañes, casado con Clara de Rivero (b. 1736 en Limpias, hija de Roque de Rivero y Teresa de Alvear).

A comienzos del siglo XIX es propietario del mayorazgo Celestino Antonio de Otañes Rivero, casado con Marí­a Benita Pérez de Camino Meceta.

Gregorio Bañales

1 comentario

  1. Sabin Arana

    Pedro de Sarrikolea y Zamudio era original de Larrabetzu, hijo de Domingo de Sarrikolea que fallecio en Sevilla donde aparecia como Prior de la Casa de Contratacion.
    Hijo a su vez de Domingo de Sarrikolea y nieto de Pedro de Sarrikolea y Petronila de Goikoolea Zamudio, esta última hija ilejitima de Hordoño de Zamudio y Maria Saez de Goikoolea.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *