Menú

Barakaldo y los vinos de Bilbao

Barakaldo y los vinos de Bilbao

Mapa 1En las Ordenanzas de Bilbao sobre el consumo de los vinos de su cosecha aparecen dos breves referencias a Barakaldo y su entorno. Una muestra de la preocupación de los bilbaí­nos por proteger sus cosechas y, al mismo tiempo, de asegurar su abastecimiento. Estas Ordenanzas son de 1399. En las que conservamos de Barakaldo (1616) se repiten algunas ideas.

«Capí­tulo X: que si trajesen vinos del término viejo de la Villa, de dentro de Madariaga, y pusieren taberna, que la justicia de los vací­en, con otras penas en su razón y que si pusieren los traí­dos en franca por mar o tierra en Zubileta o Tapia o en otra parte para lo gastar y traer a esta villa calladamente o en público, lo que se ha de hacer con ellos, aun después de la franca.

Otrosí­, si alguno o algunos trajesen  vino o vinos de dentro de Madariaga, del término viejo de la villa, y pusiesen taberna, así­ en casa del vecino de la villa como en otra cualquiera manera, que la Justicia de la Villa y los de el Concejo, que le hayan donde quier sus tales vinos fallaren, que los vací­en, tajando odres u otro cualquiera ¿medio? que los tuvieren y que si en casa de vecino fuere que el tal vecino pague los dichos doscientos maravedí­s y si en casa de foráneo fuere que por el Prestamero o merino le hagan pagar la pena del Privilegio que sobre esta razón de reventa está; y si alguno o algunos de tales tabernas hicieren traer vino a la Villa o a la comarca que cada uno por lo poco que trajese que pague por cada vez dos maravedí­s y si por ventura alguno o algunos vecinos o foráneos, clérigos o legos, varones o mujeres de ante que la franquia de esta Villa trajesen o hiciesen traer vino o vinos por mar y por tierra y pusiesen en Zubileta o en Tapia o en otro cualquier lugar de las comarcas diciendo que los tienen fuera de término para lo gastar en privado o en público en esta Villa o para lo traer cuando la franquia fuere; que las tales personas y los tales vecinos que así­ tuviesen que los traigan a esta Villa aun después que la franquia sea hecha, que si los trajesen que los vací­en en la Villa o fuera trayéndolos para acá donde los alcanzasen y aun las tales personas ni este año ni en ninguno de los siguientes ni de algunos vinos que sean traí­dos por mar ni por tierra que no tengan tabernas ni triga vinos el tal ni otro por él aquí­  a la dicha Villa ni en su término sopena de vaciárselos y de pagar los dichos doscientos maravedí­s de pena cada vez.

Capí­tulo XI: que los que trajesen vinos de la Rochela, Galicia, Burdeos, Portugal o aquellas partes, pueden embodegar en Baracaldo, en Arriaga y Asúa y dende allá, no dando poco ni mucho para gastar en esta Villa antes de la franquia.

Pero, si acaeciese que alguno o algunos vecinos o foráneos que vayan a traer vinos de la Rochela o de Galicia o de Burdeos o de Portugal o de esas partidas arredradas, que los tales vinos que los puedan embodegar en Baracaldo o en Arriaga y Asúa y desde allí­, no dando poco ni mucho para gastar en esta Villa, antes de la franquia, y los tales vinos que así­ acaeciese traer después de la franquia que los traigan y vendan en esta Villa y si por ventura dieren del tal vino para gastar antes de la franquia que no puedan meterlos en esta Villa después de la franquia y si los metiesen que se los vacien y pague el dueño doscientos maravedí­s».

LGEV, Tomo VIII, pp.301-302

1 comentario

  1. Bodegas y Vinos

    Interesante publicación, muy linda.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *