Menú

Los nueve Valles de las Encartaciones

Los nueve Valles de las Encartaciones

El Señorí­o de Vizcaya estaba constituido, en su origen, de cuatro partes. Llamábanse Tierra Llana, Villas y Ciudad, Encartaciones y Duranguesado.

El Fuero lo consagra en su tí­tulo primero, ley primera, en donde se halla expresada esta distinción y estos cuatro componentes del Señorí­o: “que los dichos vizcaynos, así­ de la Tierra Llana de Vizcaya, como de las Villas et Encartaciones et Durangueses”; y en la ley segunda del indicado tí­tulo “que promete como Rey, et Señor de guardar a la Tierra Llana de Vizcaya, et a las Villas et Ciudad de él, et Durangueses et Encartaciones..”; y en la ley XVI del propio tí­tulo: “otrosi, digeron: Que todos los naturales de este dicho Señorí­o de Vizcaya, Tierra Llana, Villas y Ciudad, Encartaciones et Durangueses eran Notorios Hijos-Dalgo…. etc; y después en otros tí­tulos.

Encartaciones y Durangueses o Durangueses y Encartaciones indistintamente aquí­, señala los dos distritos unidos a Vizcaya por incorporación. Y este orden se hallaba tan consagrado por el uso de una fórmula oficial, que los sí­ndicos del Señorí­o protestaron en 1579 de que en la real provisión de nombramiento del Corregidor se antepusiesen las Villas y Ciudad y las Encartaciones a la Tierra Llana, debiendo decirse lo contrario.

Las Encartaciones confinan por el norte con el Cantábrico, al sur con el Valle de Ayala y Oquendo, al oeste con Castro Urdiales y los valles de Villaverde, Mena y Soba y al este con la Rí­a de Bilbao y Barakaldo, que pertenece a la Tierra Llana del Señorí­o. Está bañada por el rí­o Cadagua o Salcedón, que es el principal, y otros cuatro rí­os, de los cuales el que nace en las montañas del Llantén se une al Cadagua en Sodupe; el que deriva de San Sebastián de la Colitza desemboca en Pobeña (Concejo de Muzquiz); y otro cuarto rí­o, que también nace en las montañas de Colitza, desagua por Oriñón en el Cantábrico, y el quinto, que procede de Carranza, muere en Laredo

La distribución de su vecindario se divide en nueve valles o grupos de población que se mantuvieron hasta el siglo XX:

a)      El primero o Somorrostro se constituye de dos entidades, denominadas Tres Concejos y Cuatro Concejos. La primera se compone de Santurce, Sestao, y San Salvador del Valle. La segunda o Cuatro Concejos se forma de los organismos de Muzquiz, Ciérvana, Abanto de Suso y Abanto de Yuso: de modo que Somorrostro abraza siete concejos.

b)      El segundo es Carranza que contó con dos parcialidades o bandos que regí­an el valle, abarcando el bando llamado de los Giles y Marroquines, los concejos de Sierra, San Esteban y Soscaños; y el de los Negretes los concejos de Santecilla, Biañez y Aedo.

c)      El tercer valle es el de Gordejuela, dividido en las cuatro cuadrillas de Zaldo, Zubieta, Zandamendi e Irazagordia.

d)      Trucios es el cuarto, voz corrompida de Iturrioz, que cuenta las barriadas de el Puente, La Calera, Gordón, Cueto, Romaña y Pando.

e)      El quinto es Arcentales, compuesto por los lugares de Linares y Traslaviña y regado por el Olabarrieta.

f)       El sexto es Gí¼eñes, valle dividido en cuatro cuadrillas que son Berbeguillo, Goicurí­a, Sanchosolo y la Ribera, y estas en muchas barriadas. Cuando en los siglos medios se hallaba unido a Gordejuela llevó el nombre de valle de Salcedo.

g)      El séptimo es Zalla esparcido en veinte lugares y diez y siete barrios. Está atravesado por el Cadagua.

h)      El octavo es Galdames dividido en cuatro feligresí­as que son: Galdames de Suso, Galdames de Yuso, Loizaga y Montellano.

i)        El noveno, por fin, Sopuerta, dividido en seis concejos, Sopuerta, Mercadillo, Baluga, Olabarrieta, Bezi y Avellaneda. En este último lugar se encuentra el sitio de las Juntas de las Encartaciones, el archivo, la cárcel general y la residencia más común del Teniente General del Corregimiento en la tierra encartada.

Se encuentran, además, las villas de Valmaseda y Lanestosa en territorio de las Encartaciones.

Pudiera extrañar que Barakaldo, también situado a la orilla izquierda del Nervión, no aparezca como territorio encartado, pero Lope Garcí­a de Salazar nos lo aclara cuando escribe: “La tierra de Baracaldo de antigí¼edad de tiempo inmemorial fue de la jurisdiccion y Señorio de la Encartación, según que lo era Somorrostro, e con ellos …:::… Despues del tiempo del conde don Tello Señor de Vizcaya pasáronse los de Baracaldo a Vizcaya por privilegios que ganaron del Conde, por dineros, e por poderí­o de Vizcaya, e del solar de Butrón, e pesar de los de Retuerto …”

Al referirse a las Encartaciones dice que Iñigo Ezquerra, ganó las Encartaciones, trocando otras tierras que ganó con el Rey de León por ellas, e apropiolas e aforolas con Vizcaya y fue el primero que se llamó Señor de Vizcaya.

La jurisdicción de los diversos señorí­os que componí­an esta tierra fue pasando a manos de los de Haro, Señores de Vizcaya, que la poseí­an ya en su casi totalidad, en el siglo XIII. Es en esta centuria cuando debió de efectuarse la participación de los encartados en la Gobierno del Señorí­o mediante la asistencia de representantes a las Juntas de Guernica sin detrimento de las Juntas y organización propia que subsistieron.

Aparece en las crónicas de las luchas de banderizos esta independencia de jurisdicción. En el año 1275, con motivo de las peleas habidas entre los Ochoa de Butrón y los Sánchez de Zamudio, hubo mucha mortandad, muriendo los Ochoa de Butrón y muchos de sus parientes, por lo que intervino el Señor de Vizcaya: “Muertos estos Ochoa de Butron e su fijo, e sus parientes, como dicho es, fueron sentenciados por el Señor de Vizcaya este Furtun Sanches de Zamudio, e todos los que con el fueron en aquellas muertes, é echados de toda Vizcaya estouvieron gran tiempo en Gí¼eñes de Salcedo, por que el linaje de Gí¼eñes eran sus parientes…”

El fuero de uso y costumbre y el de albedrí­o es el que disfrutaron estos concejos y valles; y es al final del siglo XIV cuando los redujeron a escritura, (1394) a poco de haber jurado D. Enrique III los fueros vizcaí­nos so el árbol de Guernica y en los demás lugares de uso y costumbre, durante el Corregimiento del doctor Gonzalo Moro. Como esto ya ha sido recogido cuando tratamos de los Fueros y Privilegios, no consideramos necesario repetirlo.

El mismo Corregidor nombrado por el Rey, desde que Vizcaya recayó en la corona real, representaba a sus altezas, y su calidad, al par que de letrado, debí­a ser hidalgo y de linaje de caballeros. En Guernica tomaba posesión de su representación oficial y después pasaba a Avellaneda para ser recibido en el territorio de las Encartaciones. El primer Corregidor fue el doctor Gonzalo Moro, que vino a Vizcaya en 1394. Estaba asistido por tres tenientes. Uno en Guernica para la Tierra Llana, otro en las Encartaciones y el tercero en el Duranguesado y ninguno de estos podí­a funcionar fuera de sus distritos.

El Teniente General del Corregidor con caballeros sí­ndicos de los valles y concejos encartados, sí­ndico general y oficiales elegidos entre los naturales y domiciliados en las Encartaciones formaban su cuerpo gubernativo. Y ni el Señorí­o tení­a voz ni voto en las Juntas de Avellaneda, ni la Encartación en las asambleas de Guernica.

Los sí­ndicos generales de la Encartación concurrí­an con voto a Guernica solamente cuando se trataba a cosas comunes a todo lo que era Vizcaya o al fuero promiscuo.

En las Juntas de la Encartación en Avellaneda se providenciaban sus pueblos y se nombraban los oficiales y caballeros que debí­an entender en su gobierno y administración.

El Señorí­o trató a menudo de que las Encartaciones no se portasen con tanto aislamiento y que así­ como las Villas y el Duranguesado tení­an más contacto y unión, no lo pudo conseguir plenamente hasta finales del siglo XVIII.

Relaciones entre el Señorí­o y Las Encartaciones

Existieron desde el Siglo XV frecuente pleitos sobre jurisdicción entre el Señorí­o y los Encartados. En 1551 la Chancillerí­a de Valladolid declaraba corresponder al Teniente de Corregidor de Avellaneda la primera instancia en ciertas causas judiciales, atribución que era contestada por los concejos.

Estos pleitos no afectaban a los asuntos que se referí­an a la defensa de los derechos comunes de todos los vizcaí­nos, al costo de los cuales contribuí­an los encartados como todos los demás. Para estos asuntos todos los componentes del Señorí­o de Vizcaya, como lo hemos relatado en el apartado correspondiente a las Villas, habí­an llegado a un consenso, y las Encartaciones tení­an asignado el 16,66%. Veamos como lo recoge el libro de las actas de las Juntas Generales y Regimientos de la Tierra Llana: “Digo yo, Juan Martí­nez de Mendí­a, que en nombre de Hurtuno de Mendia, bolsero deste Señorio de Bizcaya, reí§ibi de Pero Ochoa de Gallarí§a, escrivano de la Junta deste Señorio de Bizcaya, doze mil y quatroí§ientos y sesenta y siete maravedis del tercio que cupo a la Encartaí§ión de los í§ien ducados que se repartieron para la yda de don Tristan de Leguií§amon a la corte a negoí§iar los pleitos deste Señorio. Fecho en Vilvao, a tres dias del mes de marí§o de mill e quinientos e í§inquenta e nuebe años. Juan Martines de Mendia (rubrica)”.

En 1576 se suscitó pleito entre el Señorí­o y éstos por cuestiones pecuniarias. Un acuerdo se firmó el 30 de Agosto de este año. En 1583 surgí­a otro pleito entre ambas jurisdicciones ya que la concordia de 1551 no era respetada. La nueva sentencia falló a favor de los encartados el 8 de abril de 1558.

Hasta 1641, los representantes de las Encartaciones en las Juntas de Guernica sólo acudí­an a las mismas cuando se ventilaba algún asunto que les afectara. Pero, tras un intento de incorporación total que fracasó en 1628, las diversas entidades más cercanas al Señorí­o se fueron agregando: Gordejuela y Gí¼eñes en 1642; en 1668, Zalla; en 1672, Galdames y en 1682 los Tres Concejos del Valle de Somorrostro, es decir Santurce, Sestao y San Salvador del Valle. Las entidades incorporadas lo hicieron con voto activo y pasivo, en esta instancia jurisdiccional superior, sin perder, sin embargo, su relación y estructuración con las instituciones encartadas. A efectos de pago de repartimientos, en el acuerdo de 25 de Agosto de 1699 quedaron tanto las adheridas al Señorí­o como las otras corporaciones encartadas, obligadas al pago de sus contribuciones al gobierno particular de Avellaneda.

Parece ser que las Encartaciones y el Señorí­o tuvieron roces en 1735. En las Juntas Generales de Guernica del 21 de Julio de 1740 se aprobaron los capí­tulos de la concordia entre las Encartaciones y el Señorí­o. En dicha concordia se declaraba nula la incorporación de las cinco repúblicas efectuada en el siglo anterior. Aunque persistí­a la unión en ciertos asuntos económicos y en la defensa de los casos de contrafuero. Las Encartaciones serí­an convocadas a Juntas Generales y de merindades, pero sus apoderados no tendrí­an voz ni voto fuera de los casos citados y los encartados no podrí­an ser elegidos en los cargos de Gobierno General y viceversa, los del Señorí­o en los de las Encartaciones. Este estado de cosas subsistió hasta 1798 y 1800 en que volvieron a disfrutar en Guernica de voto activo y pasivo.

Incorporación definitiva al Señorí­o: 1799

En la Junta de Merindades del 13 de Agosto de 1799, los Tres y Cuatro Concejos de Somorrostro, Gordejuela y Carranza fueron admitidos plenamente en el Señorí­o. En adelante las justicias de la Encartación quedaban en el conocimiento de las causas de primera instancia, en los asuntos de filiaciones y de guerra, servicios de mar y de tierra, etc., como las demás poblaciones de infanzonado. La explotación de minerales quedarí­a bajo normas que diesen las autoridades del Señorí­o. Los alcaldes billeteros serí­an los encargados de hacer cumplir las providencias dispuestas por los rectores del Señorí­o. Los pueblos de Carranza, Trucí­os, Arcentales, Sopuerta, Zalla, Gí¼eñes, Gordejuela y Galdames acudirí­an a las juntas Generales con un voto cada uno; Tres y Cuatro concejos, aunque compuestos de varios pueblos, sólo podrí­an acudir a tales Juntas con dos votos. En las elecciones de diputados tendrí­an voto activo y pasivo. Los alcaldes y demás oficiales de las Encartaciones podrí­an ser elegidos para oficios del Señorí­o, si bien, antes de tomar posesión, deberí­an renunciar a los cargos que hasta entonces ocupasen.

Finalmente, en beneficio de las Encartaciones quedaba la tercia parte del arbitrio antiguo de los 8 maravedí­s de impuesto en cada quintal de vena que se extraí­a por mar para fuera del Señorí­o, en los mismos términos que habí­an percibido hasta entonces, pero con la condición de que las Encartaciones habí­a de pagar el salario de su teniente y del capellán que asistí­a a su capilla.

No olvidemos que dos de las tres famosas minas de hierro de Vizcaya (Somorrostro, Galdames-Sopuerta y Bilbao), se hallan en territorio encartado. La más importante es el criadero de Somorrostro, que comprende yacimientos importantes de mineral que eran explotados casi en su totalidad a cielo abierto. Ello y la proximidad del mar dio origen a la riqueza que dio pie a la revolución industrial vizcaí­na.

Significación de Las Encartaciones durante la Edad Media en las luchas entre linajes

Esta parte de la historia vizcaí­na ya ha sido tratada anteriormente, pero parece imposible sustraerse de sacarla a colación cuando tratamos cada una de las partes de que se compone el Señorí­o.

Las Encartaciones son la patria del célebre banderizo Lope Garcí­a de Salazar y sede de su castillo de Muñatones. Fue una de las zonas más azotadas por las luchas de bandos entre los siglos XIV y XV. Habiendo muerto Juan Sáez de Salazar de San Martin de Somorrostro de resulta de las heridas recibidas en Castro en 1399 en la lucha entablada con Diego Pérez de Mioño y Sancho Ortiz de Mioño con los Marroquines de Samano, su hijo Ochoa de Salazar juró venganza y toda su parentela se enzarza en luchas interminables.

Se hallaban en tierra encartada las casas–torre banderizas de Achaga, derribada por Juan López de Salcedo hacia 1361 pero reedificada luego; Achuriaga; Loizaga, edificada por Ochoa Garcí­a de Loizaga; Ribas; Salcedo o Sasedo, torre mayor de este nombre erigida por Juan Sánchez de Marroquí­n Vañales; la Mella y Mariaca.

En 1410 murieron en Somorrostro “a lanza o cuchillo” Juan de la Bodega, Ochoa de Valle, Rodrigo de San Martin, Juan de San Martin, “siendo lo más notable que en estas muertes una fue dada por un hermano a otro hermano y un padre a su hijo (los matadores fueron desterrados de la tierra)”. En Carranza murieron también Juan de San Esteban, Diego de Aldeanueva y su hermano Rodrigo por los del linaje de Zorrilla, y en Orduña lucharon los Zalduendo y Castro mediando varias muertes.

En 1445 Lope Garcí­a de Salazar apellidó a sus parientes de todos los concejos de las Encartaciones, que acudieron para vengarse de los Amoroses, Marroquines, y Castillo de Castro Urdiales, que, entre todos, contestaban su poderí­o en dicha villa. Le acompañaron en esta expedición 1600 hombres de Baracaldo, Somorrostro, Galdames, Sopuerta, Gí¼eñes, Carranza, Gordejuela, Lezama y Portugalete. Al año siguiente Lope Garcí­a de Salazar acudió en ayuda de Pedro Fernández de Murga contra los Velasco de Mena, Plaza de Valmaseda, marroquines de Castro y Samano, Guriezo e Ibarguxen, Salcedo, Arteaga de Sodupe y la Cuadra, estando Marroquines y Velascos protegidos por la gente del Conde de Haro. Cogió cien prisioneros y armas de doscientos hombres.

En tierras encartadas las parcialidades gamboí­na y oñacina estaban representadas por los Velascos y los Salazares respectivamente, que se enfrentan otra vez en 1448 con todo el salvajismo habitual. En esta ocasión, acudieron a favor de los Velasco sus aliados gamboí­nos Pedro de Avendaño, Vélez de Guevara, Martin Ruiz de Arteaga y Martin Ruiz de Gamboa, y a favor de Salazar, los de Butrón. Ante la magnitud de las concentraciones, el rey envió a Antón Gómez de Ulloa, alcalde de la corte, que con sus buenos oficios estableció una tregua de 90 dí­as.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recursos multimedia

Actualizado el 2 de marzo de 2018

  1. El paseo de los Fueros, por Borja Gómez
  2. El paseo de los Fueros, por Haizea Ruiz
  3. El paseo de los Fueros, por Iñaki Ruiz
  4. El paseo de los Fueros, por Markel Amo
  5. El paseo de los Fueros, por Oihane López
  6. El paseo de los Fueros, por Olaitz Rico

Comentarios recientes

octubre 2018
L M X J V S D
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Categorías

RSS Noticias de Barakaldo

  • Herriko Plaza acoge este fin de semana un circuito de ciclismo para niños 20/10/2018
    Barakaldo, 20 oct 2018. Herriko Plaza se convierte este sábado 20 y domingo 21 de octubre, por la mañana, en un circuito de bicicletas dirigido a los niños. De 11.30 a 14.30 horas, el recinto incluye una yincana así como un recorrido de educación vial. Además, el domingo también hay pintacaras y una degustación. Estas […]
    Barakaldo Digital
  • Agenda | Estreno en el teatro + teatro y rock para niños + Dani Martín en BEC! + Edaska 20/10/2018
    BARAKALDO, 20 OCT 2018. Este sábado presenta una agenda cultural con propuestas para todas las edades. Los niños tienen teatro en la casa de cultura de Cruces, rock de Kortatu en la de San Vicente y pueden participar en un circuito y yincana con bicicletas por la mañana en Herriko Plaza. Los jóvenes tienen en […]
    Barakaldo Digital
  • Detenido un varón de 31 años por el intento de agresión sexual a una mujer en Bagatza 19/10/2018
    Barakaldo, 19 oct 2018. Un varón de 31 años ha sido detenido en Barakaldo la tarde de este viernes 19 de octubre en relación al intento de agresión sexual sufrido por una mujer en un establecimiento de hostelería en el barrio de Beurko Bagatza. El Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco ha confirmado el arresto […]
    Barakaldo Digital
  • Convocada una concentración el domingo 21 a las 12.00h por el intento de violación 19/10/2018
    Barakaldo, 19 oct 2018. La asociación Centro Asesor de la Mujer Argitan ha convocado para este domingo 21 de octubre a las 12.00 horas una concentración en Herriko Plaza para denunciar el último intento de violación en la localidad, que se ha registrado este viernes 19 en el interior de un establecimiento hostelero del barrio […]
    Barakaldo Digital
  • El Ayuntamiento confirma una "agresión sexual" en un local hostelero de Bagatza 19/10/2018
    Barakaldo, 19 OCT 2018. Un bar de la calle La Felicidad, en el barrio de Beurko Bagatza, ha sido escenario este 19 de octubre de una "agresión sexual" a una mujer, según ha informado la alcaldesa, Amaia del Campo (PNV), por medio de las redes sociales. | sigue leyendo
    Barakaldo Digital
  • La Ertzaintza abre una investigación ante un intento de violación en Barakaldo 19/10/2018
    Barakaldo, 19 oct 2018. La Ertzaintza ha activado el protocolo contra las agresiones sexuales y ha abierto una investigación ante la posibilidad de un intento de violación en Barakaldo, según ha confirmado el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco. La policía autonómica ha indicado que aún no se ha formalizado la denuncia del caso, pero […]
    Barakaldo Digital