Menú

Ordenamiento urbano de Barakaldo

Ordenamiento urbano de Barakaldo

Mapa 9 Aguas 1885En 1889 se inicia una nueva etapa en la historia del urbanismo de Barakaldo. Es ahora cuando se concibe y se reglamenta el planeamiento urbano del municipio. Se aprueba en esta fecha el primer proyecto de Ordenanzas de construcción (viviendas en bloque de manzana cerrada, de planta baja y cuatro pisos, y altura máxima de 18 metros), y un año después, Casto de Zavala elabora el primer plano urbano de la antei­glesia. En él se recogí­a únicamente el barrio del Desierto y otro pequeño núcleo en Landaburu, en el cruce del camino de Luchana y Retuerto. Excluí­a los barrios de San Vicente, Retuerto, Luchana, El Regato, Burceña e Irauregui.

Sobre el plano de Zavala se superpone una trama urbana que intenta planificar la Anteiglesia desde el ferrocarril de Portugalete hasta lo que hoy es la Avenida de la Libertad y desde la calle Arrandi hasta la calle Zaballa y el barrio de Lasesarre, a base de una retí­cula imperfectamente ortogonal y ligeramente radial a partir del triangulo de la Herriko Plaza, cuyas calles aproximadamente señalaban las direcciones Norte-Sur y Este-Oeste. Las irregulares man­zanas quedaban achaflanadas en sus cuatro esquinas y se generaban plazas en la actual Herriko Plaza, frente a la estación del ferrocarril, ante la iglesia del Desierto y en la entonces recién abierta carretera de Landaburu a San Vicente. Muy poco se cumplió.

En las dos primeras décadas del siglo XX se efectuaron sendas reformas del plano de Zabala. Conocemos la primera de ellas, acome­tida en 1907 por el arquitecto Santos de Zunzunegui y que no recibió buenas crí­ticas tachándolo de intrincado y labe­rí­ntico, destacando la negatividad en las calles San Juan (por su pésimo trazado, mala orientación y amplitud insuficiente) e Ibarra (por la irregularidad en la anchura de su trayecto y por la serie de obstáculos, entre ellos una vivienda, que dificultaban el tránsito). íšni­camente la de los Fueros era elogiada por su amplitud y orientación, aunque se indicaba que era una lástima que no estuviese cruzada por transversales.

El segundo plano que mencionábamos (1917-1919) fue obra del arquitecto municipal Ismael de Gorostiza. Plasmaba el espectacular crecimiento experimentado por el municipio des­de finales del XIX. Abarcaba todo el término jurisdiccional de Barakal­do y en él se señalaban: los edificios municipales; la distribución de aguas; las 63 fuentes de agua potable puestas en servicio, y las del Pan­tano que no precisaban potabilidad por surtir a lavaderos y mataderos; los tres depósitos de agua: uno en la cumbre del Róntegui, otro en la ladera NO del mismo monte, y el tercero en San Vicente; la red de tuberí­as, en total 21.716 metros y el trazado de las cinco lí­neas férreas que cruzaban la jurisdicción.

Mitxel Olabuenaga

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recursos multimedia

Actualizado el 31 de diciembre de 2021

  1. Iglesia de San Vicente de Barakaldo, por Naroa Alonso
  2. Iglesia de San Vicente de Barakaldo, por Alba Doctor
  3. Iglesia de San Vicente de Barakaldo, por Paula González
  4. Iglesia de San Vicente de Barakaldo, por Arrate Meso
  5. Iglesia de San Vicente de Barakaldo, por Javier Sanz

Comentarios recientes

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos

Categorías

RSS Noticias de Barakaldo